jueves, 22 de noviembre de 2007

ÉTICA PROFESIONAL

Empezaré definiendo que se entiende por ética a nivel general: "Es la ciencia que nos va a indicar la bondad o maldad de nuestras acciones".

Por lo tanto juzgamos a los demás según la ética que percibimos en su conducta desde una perspectiva amplia y no limitada.

Quiero decir con esto, que una de las partes tiene que analizar qué motiva a la otra persona a actuar de esa manera que a él le puede parecer poco ética porque afecta a sus intereses particulares sin intentar analizar que hizo o no hizo para que esa persona tenga esa conducta concreta.

No olvidemos que sino nos preocupamos de tener contentos a las personas importantes a cualquier nivel de la vida (personal, profesional, etc.) no podemos exigirles que se comporten de la forma que a nosotros nos beneficie, lo que denotaría egoísmo por nuestra parte.

Puedo afirmar que las personas que son capaces de ser ellas mismas han conseguido adquirir un fuerte compromiso ético y personal con ellos mismos. Tienen fidelidad a sus principios, valores personales y tienen madurez para discernir sobre si sus conductas son buenas o malas desde el punto de vista ético y no humano.

En el mundo empresarial, la ética de una organización, sea cual sea su tamaño, es fundamental para mantener su competitividad en un entorno cada vez más tendente al cambio.

Por lo tanto antes de nada cada empresa tiene que conocerse y aceptarse, además de actuar acorde a sus pensamientos, creencias y valores que tiene que saber transmitir posteriormente de forma adecuada a los integrantes de la misma.

Para conseguir la ética empresarial los empresarios tienen que tener en cuenta tres factores:

1.- Encontrar la felicidad a nivel ético de todos los miembros de su empresa que no es otra que aquella que no vamos a conseguir a costa de la infelicidad de otros trabajadores. Por lo tanto hay que conseguir que todos los trabajadores estén felices con sus situaciones dentro de la organización, situación complicada pero no imposible.

2.- Establecer lo deberes a cumplir ya que todos necesitamos tener puntos de referencia a la hora de acometer nuestro trabajo. Si no se imponen límites a nuestra forma de actuar y comportarnos, se cae en el más absoluto caos. Los deberes van a establecer los compromisos que hemos adquirido con la otra parte.

3.- Adquirir los hábitos necesarios porque nos van a permitir saber comportarnos o no, actuar de la manera correcta o incorrecta. Así que antes de nada tenemos que tener claras las pautas que deben regir nuestras conductas o acciones.

Simplemente con esto quiero dejar abierto el debate para lanzar varias preguntas ¿Qué entendéis por ética profesional? ¿Y por falta de ética profesional?

Para mí la ética profesional "es desempeñar nuestro trabajo de forma adecuada sin dejarnos influir en el desempeño del mismo por las discrepancias de otra índole que podamos tener con la organización o sus miembros".

Es muy fácil juzgar las conductas de las demás sin plantearnos porque actúan de esa determinada manera, por lo tanto aconsejo ponerse más en el pellejo de los demás.

Además antes de dar nuestra opinión categórica sobre las acciones de personas cercanas a nosotros deberíamos plantearnos la siguiente pregunta ¿qué hemos hecho para evitar que actué así?