martes, 11 de noviembre de 2008

MOTIVACIÓN "A LA ESPAÑOLA"

Al leer la aportación que realiza Jose C. sobre liderazgo han venido a mi mente recuerdos de teorías sobre liderazgo y motivación. He recordado con especial cariño una de estas teorías de motivación. El cariño viene debido a que es de un autor español y a que comparto lo aportado por este autor.
Me refiero a Juan Antonio Pérez López (ya fallecido).

Juan Antonio Pérez López, apoyado en la cibernética, intenta explicar la estructura y la dinámica de la organización. Por ello formuló un esquema sobre motivación humana que permite explicar de manera suficiente lo que es una organización.

Pérez López distingue tres clases de motivaciones, basándose en que toda acción humana se raliza en un entorno (la organizaicón, por ejemplo) y genera consecuencias en tres dimensiones diferentes:
a) Motivación extrínseca: el sujeto se mueve por las consecuencias que espera alcanzar como consecuencia de la reacción del entorno ante su acción ejecutada. Por ejemplo que me asciendan, me suban el sueldo, me retribuyan el esfuerzo, etc, como consecuencia de mi buena labor para la empresa.
b) Motivación intrínseca: el sujeto se mueve por las consecuencias que espera se produzcan en él por la acción ejecutada. Ejemplo sentirse satisfecho y orgulloso de un buen trabajo.
c)Motivación trascendente: el sujeto se mueve por las consecuencias que espera que produzcan en otras personas de su entorno la acción ejecutada. Por ejemplo ayudar a su compañero que está agobiado.

Cuando te mueves por motivaciones extrínsecas, dependes de la reacción del entorno, es decir, de lo que recibes a cambio. Si te mueves por motivaciones intrínsecas buscas tu propia satisfacción personal, con independencia de cómo reaccione el entorno ante tus acciones. Cuando te mueves por motivaciones trascendentes, te estás abriendo a las necesidades ajenas.

Todas estas motivaciones, que como vemos presentan una variada calidad, están presentes en todas las personas, pero en diferente intensidad.

4 comentarios:

Tono dijo...

Para mi la más importante es la intrínseca. La automotivación, hago lo que hago porque me gusta.... para mi es la más efectiva y, esa, normalmente, se la trae uno puesta de casa.

Es posible, sin embargo, que un lider influya sobre la motivación intrínseca positiva o negativamente. Yo diría que es más fácil influir negativamente, es decir, que un mal jefe te quite las ganas de trabajar, de esforzarte, de dar más...

Saludos

Jose C. dijo...

A mí no me gusta esta clasificación. La motivación SIEMPRE es intrínseca. Motivación = Motor = Acción. Otra cosa es dónde está el objeto de mi movimiento.

Siendo así, ¿Puedo tener el viento a favor y no estar motivado? o ¿Puedo tener el viento en contra y estar motivado? Para ambas respuestas, vale tanto el si como el no.

Yo tengo que preocuparme de que los empleados encuentren todas las condiciones favorables para que su motor arranque, tengo que organizar el ambiente, ordenar la habitación para que no se tropiecen con los muebles. A partir de ahí está dentro de cada uno el usar o no usar esa disposición.

Hilando más fino, yo identifico que la gente en el trabajo se mueve por uno, dos y/o tres de los siguientes criterios: CABEZA, CORAZÓN, BOLSILLO.

Ade dijo...

Por lo tanto, te mueve la motivación trascendente. Yo opino que todos nos movemos por motivaciones extrínsecas: doy si recibo: no creo que nadie sea lo suficientemente altruísta como para no hacerlo así. Ello no implica que no estén presentes también las motivaciones intrínsecas y las trascendentes: en mayor o menor grado están en cada persona. Yo adoro esta teoría, además del contenido, porque nunca tuve problema en escribir el nombre del autor.Je je.

Tono dijo...

Una cosa es que necesites las intrínsecas, está claro que pocos trabajan por amor al arte. Pero eso no es motivación, esa es la justificación para levantarnos por la mañana, junto con la de pagarle puntualmente al banco.

Para mi lo que hace que me guste mi trabajo, lo que me motiva a seguir desempeñando las labores própias de mi puesto de trabajo no son simplemente extrínsecas.

Yo no voy sólo a trabajar, yo voy contento a trabajar.....